Artículos generales

Enfermedades de los Dientes y Encias

Una correcta higiene de la boca es de vital importancia para las encías, puesto que la placa dental, o bacteriana, favorece la aparición de frecuentes infecciones y puede ocasionar, como consecuencia, la pérdida de piezas dentales.

pesar de que las encías pueden enfermar por causas ajenas a la higiene bucal, como es el caso de la diabetes y de la leucemia, las afecciones de las encías son debidas, en su mayor parte, a infecciones inducidas o producidas por la placa dental o bacteriana. Esto es fácil de observar en las personas cuyos dientes son irregulares o están superpuestos, porque cuentan con más rincones de difícil acceso para poder limpiarlos de forma correcta. 

Las enfermedades de los dientes y las encías son las siguientes:

  • Placa Bacteriana: Son bacterias que se depositan sobre la superficie del diente, y la principal causa de formación de caries, sarro e inflamación de las encías.
  • Caries: La placa bacteriana produce ácidos a partir del azúcar ingerido. Estos ácidos atacan el esmalte, produciendo cavidades: Así, se forma una caries dental.
  • Sarro: Cuando la placa no se remueve correctamente mediante el cepillado, esta se cristaliza y así se forma el sarro. El sarro produce mayor enfermedad de las encías y una vez formado solo puede ser removido por el odontólogo.
  • Gingivitis: La placa bacteriana causa inflamación y enrojecimiento de las encías. Cuando las encías sangran espontáneamente o al cepillarse, éste puede ser un síntoma de gingivitis, y se debe recurrir al odontólogo para que éste recomiende el tratamiento adecuado para revertirla.
  • Enfermedad Periodontal : Se produce cuando la gingivitis ha progresado y las bacterias dañan parte del hueso que sostiene al diente. El diente pierde sostén y aumenta su movilidad pudiendo así, calcular la pérdida del mismo.
    • Placa Bacteriana: Son bacterias que se depositan sobre la superficie del diente, y la principal causa de formación de caries, sarro e inflamación de las encías.
    • Caries: La placa bacteriana produce ácidos a partir del azúcar ingerido. Estos ácidos atacan el esmalte, produciendo cavidades: Así, se forma una caries dental.
    • Sarro: Cuando la placa no se remueve correctamente mediante el cepillado, esta se cristaliza y así se forma el sarro. El sarro produce mayor enfermedad de las encías y una vez formado solo puede ser removido por el odontólogo.
    • Gingivitis: La placa bacteriana causa inflamación y enrojecimiento de las encías. Cuando las encías sangran espontáneamente o al cepillarse, éste puede ser un síntoma de gingivitis, y se debe recurrir al odontólogo para que éste recomiende el tratamiento adecuado para revertirla.
    • Enfermedad Periodontal : Se produce cuando la gingivitis ha progresado y las bacterias dañan parte del hueso que sostiene al diente. El diente pierde sostén y aumenta su movilidad pudiendo así, calcular la pérdida del mismo.
comments powered by Disqus