Artículos

Todas las publicaciones (10342)

Sentimientos de una madre soltera

Hijo mío, mi amor, mi vida,

Yo sé, yo entiendo, que los catorce años, no son una edad fácil, para nadie, sé que estás experimentando unos cambios físicos, psicológicos y emocionales, que ni tú mismo puedes entender, de la misma forma, no puedes explicar también ciertas actitudes que tienes.

 

Lo sé, lo entiendo, sé que has crecido, que te estás haciendo un hombre sin un padre a tu lado, y eso a ti, te está afectando de una manera, que no puedes explicar, esos sentimientos negativos tienen que salir de algún modo, lo sé, de verdad que lo entiendo. Me culpas por no haber podido conocer, crecer con un padre a tu lado, entiendo y tolero tu rabia, pero no puedes sacártela de esta forma.

 

Sé que tienes que soportar, no tener, todas esas modernidades que tienen cualquier adolescente de tu edad, tu no pides, más de lo normal, solo una bicicleta querías, al fin de cuentas era tu cumpleaños, ya muchos circulan en motor, pero es tan complicada nuestra situación, pero no por el hecho, de que yo no hago todo lo que puedo… Apenas nos vemos lo sé, te pasas más tiempo con los vecinos, que conmigo, pero es necesario, trabajo 14 horas diarias, para que no te falte de nada, para que comas de forma saludable, tengas una buena educación, un buen hogar donde vivir, que tengas ropas con que vestir… Sé que de marca no son, pero es abrigo con lo que abrigarte. Sé que esto para ti, no es suficiente, que no eres consciente, como es normal, del esfuerzo que me supone.

 

Siempre me gritas y me culpas por no a ver conocido a tu padre, no es mi culpa, él decidió abandonarnos, abandonarte al enterarse que venías de camino, aun así, insistí, le fui a buscar, que lo hiciera por ti, pero solo me cerró la puerta varias veces en las narices.

 

Ya no eres el niño de ayer, ya eres un pequeño joven, que mereces conocer la verdad, solo aclararte, que en todo momento solo he querido hacer lo mejor para ti, y ante todo que nada te falte, ni antes ni ahora, ni nunca. En varias ocasiones, me he sacado el pan de la boca, para dártelo a ti, lo seguiré haciendo, porque no me importa lo que me pase a mí, solo quiero tu bienestar, ahora y siempre será así.

 

Te amo mi vida, solo quiero tu bienestar y felicidad.

Leer más…

La leyenda del pulque

Cuenta la antigua leyenda mexicana, que Mayáhuel, era una hermosa joven que vivía en la tierra de los dioses con su abuela, quien era una Tzintzímitl (estrellas que intentaban impedir que saliera el sol). En cierta ocasión, el dios Quetzalcóatl convenció a la bella joven, para que ambos bajaran a la Tierra para que se amaran, convertidos en dos ramas de un árbol bifurcado, Mayáhuel accedió y bajaron a amarse libremente.
Leer más…

Relato: Licencia para soñar

No estaba pasando por un buen momento, acababa de cortar una relación de cuatro años, ella me dejó por su mejor amigo, o al menos eso creía, asta que les encontré acostados, desnudos, revolcándose. Me echaron del trabajo “no es nada personal, la crisis, no nos quedan opción” Una ruptura, despedido, a causa de ello, no podía concentrarme en mi carrera, quería ser policía, ayudar a quien lo necesitaba, y acabar con los psicópatas, como mis héroes infantiles, pero gran parte de mi vida se estaba desmoronando, mi carrera, no podía ser distinto, de ser un excelente estudiante, mis notas estaban bajando en picado, mis profesores, ya me estaban llamando la atención.

 

Como cuando era niño, cuando mi mundo  se desmoronaba, ya fuera en el divorcio de mis padres, o en la muerte de mi abita, ahora en mis problemas de adulto, mi refugio no ha cambiado, es mas, aun tengo la misma habitación de ese chiquillo de 12 años, de la misma forma, me acuesto sobre la cama, cierro los ojos y despierto, empiezo a soñar.

 

Yo era James Bond, Luke Skywalker, siempre soñaba que luchaba contra el mal, sueños galácticos, y coches fantásticos armas de marketing vendiendo un ideal, Yo quise ser un superhéroe Quise volar con lois lane por mi ciudad. Sueños comprados para inmolar la realidad.

 

Ya no era el niño de ayer, ya dejé la niño débil de ese entonces, pero en esos momentos de debilidad, me sentía igual, es que estoy convencido que ese niño jamás desaparece del todo, en mi caso voy a necesitar siempre una lincencia para soñar, para así poder recuperarme.

 

Y como ayer, empiezo a pensar y a maldecir, todo aquello que jamás haré y siento pena, con pesar acepto mi condena, he sido fácil de engañar, sigo maldiciendo tantas horas malgastadas, siento que mi vida está perdida, no hay marcha atrás.

 

A veces ignoro mi identidad, quien soy, adonde voy… me pongo a preguntar “si tanto esfuerzo vale la pena” Como cuando era niño no dejo de vivir de historias, con sueños de gloria en la memoria. Soy consciente que soy un idiota, debería dejar de soñar ya, pero es ahí cuando te das cuenta, que tu vida esta vacía, que se te ha olvidado asta pensar.

 

Ya tras largas horas de sueño, abro los ojos, vuelvo a realidad, o quizás no, porque como mis héroes, yo no soy real.

Leer más…

Solo quisieron probar, el resultado fue sorprendente

Ya es bien sabido, que los animales que se venden en tiendas, esos cachorritos tan monos de distintas especies, es pura explotación animal, la madre de esas lindas criaturitas, es inmensamente, explotada hacer criar, sin tener en cuenta sus deseos, su estado, su salud, nada, para ellos es solo una máquina para hacer dinero, acabando con la vida del animal. Esos cachorritos tan monos, normalmente de pura raza, son obra de violaciones, explotación y violencia a su madre, que normalmente acaban gravemente enfermas, en muchas ocasiones muertas. Quien compra un cachorrito, está siendo cómplice de tal violencia.

 

En una ocasión hicieron un experimento, es que cambiaron los cachorritos de las vitrinas, por cachorritos o animales de las perreras. Las perreras es una especie de obra social, pero en muchas ocasiones, los animales que están allí, acaban muriendo, por falta de recursos, de espacio… Los que trabajan allí, hacen todo lo que pueden, pero sin la ayuda de la gente, no es suficiente. En muchas ocasiones la gente abandona un animal cerca de las perreras, pensando que les encontrarán un lugar, lo que se olvidan, que ya estas, están repletas, con muy poco recursos, si no los adoptan, no tienen alternativa, deben sacrificarlos.

 

Como bien decía, hicieron un experimento, cambiaron a los cachorros de la tienda, por perros, de la perrera, para ver que ocurría… El resultado fue increíble, niños, adultos quedaron maravillados, no dudaron en pagar por ellos, quedándose atónitos al no pagar por un centavo, de esa forma, varios que estaban condenados, fueron dados a un lugar lleno de ternura y amor.

Leer más…

Una noticia que me ha sorprendido fue esta, por ello la comparto, porque justamente, hace dos meses, me enteré que los perros, pueden tener crías de padres distintos, ya todos sabemos, que los humanos no es así, una vez que el óvulo esta fecundado, ya no hay posibilidad de fecundar durante 9 meses y más.

 

Por ello cuando leo estas noticias tan difíciles de creer y a la misma vez, tan increíbles e impresionantes, que dejan a uno atónito dificultando el creer.

 

Esto ocurrió en Nueva Jersey, en el que nacieron dos niñas mellizas. La madre tenía muy claro quién era el padre, pero las pruebas confirmaron que ese hombre, era solo el padre de una, la otra tenía otro padre.

 

La madre de las pequeñas tuvo sexo con dos hombres distintos en la misma semana, no más largo de 3 días, en esas dos veces el óvulo fue facundado.

 

Lo más curioso de todo esto, es que cada vez es más común, nadie puede exponer el porqué, eso dificulta, la manutención y alimentación del bebé, ya que los padres poco creen la realidad.

Leer más…

Carta a mi hija: Perdóname, solo hice lo que fue mejor para ti

Quizás no encuentres ningún sentido, es muy posible que la ignores, o incluso que la tires sin ni siquiera abrirla, pero yo ya soy anciana, mi tiempo en la tierra se acaba, he cometido mil y un errores, el haberte dado en adopción fue uno de los más grandes, en el sentido “¿Qué clase de madre soy que abandono al fruto de mi ser?” pero tampoco hubiese sido justo para ti, tenerte junto a mí, solo actué como yo pensé que sería mejor para ti, solo quería que estuvieras como una familia que te llenara de amor y cariño, algo que en esos momentos yo me veía incapaz de darte.

 

Yo era muy joven, solo 16 años,  no tuve una noche loca sin protección a mano, nada de eso mi niña,  yo estaba en casa de mis abuelos, vivía en pleno bosque, era muy de noche, yo no podía dormir, decidí salir sin decir nada a nadie, con mi camisón blanco, largo asta los pies, con mis pies descalzos, pisaba con fuerza el césped, húmedo y frío, maravillada por la inumerables y claras estrellas, cuando alguien me tapó la boca con fuerza, y arrastró mi cuerpo por el mojado césped.

 

Realmente mi cerebro, bloqueó todo eso, lo único que recuerdo es que eran tres hombres, no recuerdo sus pieles, no recuerdo sus ropas, ni sus olores, solo recuerdo, el sombrero vaquero de uno de ellos y el gran infierno que me hicieron pasar. Los noventa minutos más largos, humillantes y dolorosos de mi vida. Después me escupieron, se alejaron, dejándome, allí tirada y ensangrentada, llorando desconsolada, sin fuerzas y con un inmenso dolor, para levantarme, e intentarlo si quiera.

 

El sol salió y yo seguía en el mismo lugar, en una posición fetal, llorando sin parar. Escuché a mis abuelos llamándome con desespero, pero yo no tenía fuerzas para contestar, y Bruck el perro de ellos, llegó a mi rescate, él respondió por mi.

 

Solo tenía 16 años, tengo que decir que era ingenua, jamás había besado a un chico, aun menos lo que esos degenerados me hicieron. Fue una época muy difícil, al enterarme que estaba embarazada, para mí fue el caos, todos me decían que abortara, pero no era justo, que tu pagarás con las consecuencias mi amor, decidí dar a luz. Pero solo tu presencia, me recordaba la atrocidaz, dependías tanto de mí, yo no era capaz ni de cogerte, el solo mirarte, me repugnaba… Desde ese  entonces yo sabía que no iba a ser una buena madre para ti, por ello decidí darte en adopción, la encontré la mejor solución.

Con todo, no fue fácil decirte adiós fue a los dos meses de tenerte, a pesar de todo eras mi niñita, sangre de mi sangre, tu no tenías culpa de nada, aun después de dejarte en ese hogar de acogida, lloré, lloré y volví a llorar, me detestaba tanto, por cómo era, por lo que había hecho…

 

No he dejado de pensar en ti, ni un solo día, pero ahora ese pensamiento se ha fortalecido, yo ya estoy ancianita, 86 años, solo le pido a dios la oportunidad de volverte a ver, solo verte, poder  abrazarte una última vez, poder disculparme, y explicarte personalmente. Cada día he pensado en ti, cada segundo no he dejado de amarte, pero hice una gran acción al no hacerte sufrir los siguientes largos años de infierno para mí, espero que mi deseo se hiciera realidad, tuvieras una vida llena de amor y felicidad.

 

Ella mando esa carta, sin ninguna esperanza, para su sorpresa días después recibió una llamada, era su hija amada, que con lágrimas aceptaba que la visitara. Ella agradeció al señor por ese milagro, no tardó en tener ese encuentro, lleno de emociones, de ilusiones y sentimientos, un gran abrazo se dieron entre lágrimas de felicidad “perdóname hija” suplicó la ella desesperada “No hay nada que perdonar, lo entiendo, gracias por darme la vida, crecí con una buena familia llena de amor y felicidad, de verdad, gracias” "Gracias también por darme la oportunidad de conocerte y darte este fuerte abrazo"

Leer más…

Sentimientos de una joven con cáncer terminal

Bien, aquí me encuentro escribiendo, con las pocas fuerzas que me quedan, pero es que debo hacerlo, quiero hacerlo, porque la vida no es solo blanco o negro, realmente no hay nada escrito.

Al llegar el cáncer, lo maldije, lo maldije, con todas mis fuerzas, pero no me di por vencida, luché, luché lo más que pude, por un momento estaba convencida que ganaba la batalla, pero su empujón fue mucho mayor, ya no había nada que hacer el destino estaba firmado con 17 años, en menos de año y medio habría dejado este mundo.

 

Lloré, lloré y lloré, solo podía llorar, no tenía fuerzas para más me encerré en mi hogar, sin querer salir, sin querer ver a nadie. El apetito, me había dejado de lado, las pesadillas eran protagonistas. Realmente hice sufrir mucho, a mis padres, me estaba dejando morir, antes de que la muerte me visitara.

 

Mis padres tampoco se dieron por vencidos, y sin que yo supiera, me inscribieron en unas terapias en grupo, de chic@s jóvenes como yo, que la muerte les pisaba los talones. ¿Qué exponerles que no supieran? Pero mi madre me suplicó tanto que lo probará, que pensé “¿Qué puedo perder?” El trato era un mes y ya, después podía dejar esa falsa.

 

Primer día, me sentía con una tremenda timidez, sentada en esa silla que formaba parte de esa figura ovalada. Todos tenían su turno para hablar, pero yo pasé de largo, le tocó el turno a un chico, bien destacable, no solo por su físico, bien guapetón, sino por la seguridad y la confianza que mostraba, no parecía que iba a morir en poco tiempo, al igual que yo, al igual que todos los presentes en esa sala.

 

Estábamos en el descanso, me encontraba sola, cuando se sentó a mi lado, se encendió un cigarrillo me saludó, yo seguí a lo mío, después de un tímido hola “me llamó Dave” me informó ofreciéndome su mano para estrecharla “Lilian” Le estreché la mía. No sé qué pasó exactamente, pero a partir de ahí nos hicimos inseparables, me hacía reír, le interesaba por mi persona, no por mi enfermedad, me hacía olvidarme de esta, me hacía recordar que estaba viva, que tenía 17 años, no podía estar lamentándome todo el tiempo, él no lo hacía, él vivía.

 

Yo no sé si por la enfermedad que me encadenó estar desde pequeña mas en el hospital que en casa, eso y la sobreprotección de mis padres, nunca cometí las típicas locuras de la adolescencia, pero ajuntarme con Dave, me vi envuelta en un curso acelerado, no solo eso, es que inconscientemente me fui enamorando de ese individuo, que me impulsó a saltarme las reglas… ¡Yo enamorada! Si estaba condenada a morir… igual que él, pero no podía pensar en eso, por ello mismo, debía aprovechar cada segundo, sin importar nada más.

 

Y hoy aquí estoy, aceptando mi final, porque yo estaba equivocada, este año, que yo lo veía perdido, realmente es lo mejor que he vivido, doy gracias al cielo por ello, por primera vez gracias al cáncer, porque sin él, no hubiese conocido a Dave, no hubiese vivido todo lo que habido, sobretodo, que nada está escrito, que la vida te llena de oportunidades y tienes que aprovecharlas todas. Yo me lo quería perder, gracias a mis padres, por obligarme, gracias a Dave, que ya me espera en el más allá, donde ninguna enfermedad nos podrá enfermedad, nos podrá separar.

Leer más…

El nacimiento de los cachorritos: 7 días después

Hoy hace siete días, en el que Emmanuel y yo celebremos, 6 años de estar juntos, en el lugar donde nos conocimos. Este año nos acompañaba una vecina amiga nuestra, recuerdo que bien “Genial, así al fin nos podremos hacer una foto los dos juntos” obviamente nuestra hijita perruna, con sus hijitos dentro de su tripa también nos acompañaban… Hoy hace siete días, que en el comienzo de las bebidas, Yera se puso de parto, algo curioso… en el día de nuestro aniversario, en el lugar donde comenzó nuestro encuentro, las siguientes citas. No os voy a mentir desde el día 3 de mayo, estábamos pendientes que podía parir en cualquier momento, de broma le dije a Emmanuel “ya verás cómo parirá el día 6 de mayo” De alguna manera tenía ese presentimiento… porque siempre nos ocurre las situaciones más extrañas. Lo que no imaginé que iba a ser en ese lugar, dejando vozka pagado y sin poder beber, y sin podernos hacer una foto juntos.

 

Los recién llegados a la familia tienen 7 días de nacidos, me sorprende la velocidad con la que crecen, alguno parece más hijo de Rottweiler  que de York shaire, con lo gordinflón que está. 4 cachorritos que crecen por días literalmente, aunque aún no se ponen de pie, pero se arrastran con una velocidad increíble, que ya alguno se ha escapado de su guarida. Solo tienen una semana si, pero hay que estar con mil ojos por lo que pueda pasar.

 

Una semana que Emmanuel, poco puede dormir, porque cuando al fin lo logra, los peques empiezan a chillar, supongo que en busca de la leche que no encuentran. Es curioso y real, con el movimiento, la tele, y el ruido en general, los cachorrillos, se pasan el día durmiendo, es cuando todo esta oscuro y en silencio cuando se alteran. Una vez leí que a los bebés humanos, les tranquiliza el ruido, porque les recuerda cuando estaban en la tripa, que como imaginaréis no es muy silenciosa.

 

Hoy empiezo vacaciones, por ello me decidí esta noche pasada a quedarme con los bebés a ver cómo iba. La verdad bastante bien, a menudo como es normal, solicitan a su madre, a nuestra perrita para comer. Ella muy maternal los atendía con mucho cariño y amor.

 

Pero llegado un punto como es normal, después de 7 días, cuando los tenía a todos dormidos y tranquilos, se salía de su guarida, se recostaba al lado, intentando dormir, pero al mínimo ruido ya estaba pendiente, corriendo atenderles. Yo observaba, en una de esas veces que la mamá intentaba descansar, fuera de la guarida, empezaron a chillar, a buscarla, ella, se lo tomó con calma, entonces, fui testigo, que uno de ellos estaba trepando a punto de salirse, ya que lo pillé, lo volví para dentro, pero ya la intranquilidad me envolvía “¿Cómo me voy a dormir así? ¿Y si se escapa?” Ya me veía la noche en vela, pero ya con su madre al lado, se tranquilizaron, a ratos comían, y a ratos dormían. Yo logré dormir bastante bien, aunque me desesperaba a menudo, a ver si estaban los cuatro en su lugar. Pero dormir, dormí.

 

Para mí fue como una pequeña prueba de lo que es ser madre, aunque con el bebé humano, está claro que de su cuna no va intentar escaparse al menos los primeros meses de vida, pero el “ai” por si estará bien o no, será  el mismo.

 

Bueno 7 días tienen los cachorritos, dos meses tienen que estar con su madre, después los regalaremos a personas responsables, amantes de los animales. Poco a poco va saliendo gente. Alguno ya tenemos apartado.

Leer más…
Sabemos que no siempre es fácil lograr un equilibrio entre las responsabilidades de la vida diaria, el ocio con los amigos y la pareja. Para la gran mayoría de la gente es algo normal el tener que pasar un tiempo preocupándose de las responsabilidades que, si fuese por gusto, se lo dedicaría a la pareja. Esto no está precisamente mal; cada cuál tiene su vida y debe lograr un equilibrio con ella.
Leer más…

Viajar es el mejor remedio contra la rutina

Viajar fortalece el alma. Ya lo decía San Agustín, cuando aseguraba que “El mundo es un libro y aquellos que no viajan sólo leen una página”. Conocer nuestras raíces puede ser muy satisfactorio, pero conocer otras culturas es un verdadero ejercicio de aprendizaje y apertura, de mente, de ideología, y de todo aquello que creíamos cierto.
Leer más…

6 de mayo: Un aniversario especial

Hace tiempo que no explico ninguna experiencia de mi vida, la verdad en estos últimos años, nos hemos llenado de dificultades, y muchas novedades no hemos tenido, nos hemos envuelto de dificultades y rutinas, sin muchas novedades y menos para contar.

 

El seis de mayo es el día que mi esposo llegó a España para conocerme, con ese encuentro después de dos meses chateando, iniciemos nuestra relación. Por ello cada 6 de mayo, vamos a celebrarlo en el hotel, donde nos conocimos físicamente, donde empezó todo.

 

Este 2015, cayó en miércoles, habíamos tenido unos días difíciles y estresantes, por primer año, no veía la posibilidad, de ir a comer donde cada año. Él día se presentó bien estresante, y bueno pensé “a última hora a ver si podemos ir a tomar algo” Con esa idea, inicié la mañana de ese estresante día.

 

Estaba en mi lugar de trabajo, de la nada llegó mi esposo, con la perrita, le vi llegar de lejos, todo trajeado, con unas flores, no lo negaré, me emocioné, ha sido tanta tensión, los últimos meses, que ver ese detalle de quien más adoro, dejó aflorar todos los sentimientos guardados. Juntos fuimos acabar de hacer los deberes  de ese día. Al ir de camino a casa, pasemos por delante del hotel restaurante donde inició todo “Hoy es 6 de mayo, tenemos que comer aquí” pero yo estaba sin arreglar, con falta de duchar… le dije “ya vendremos otro día” pero él respondió “No, hoy es el día, debemos quedarnos” llamemos a una vecina, que es una gran amiga. Cuando llegó empecemos a comer.

 

Antes de nada tengo que decir, que nuestra hija perruna, está embarazada, el padre, es el perro de esa vecina, que nos acompañó. Sinceramente, fue un rato muy entretenido y divertido, comimos ternera con setas, y un postre para los tres. Nos pedimos unas bebidas, personalmente un vozca con coca-cola. Le acababa de dar el segundo trago literal, cuando vimos, que a Yera le salía algo… ¡Se estaba poniendo de parto! La vecina la cogió en brazos, tactaba con cuidado, aquello que estaba saliendo, se dirigió a su casa. Emmanuel y yo nos quedemos pagando, cuando ya íbamos de camino, un cliente del bar, nos dijo que nos dejábamos todas nuestras cosas, así que Emmanuel volvió para atrás, yo volví a casa de nuestra vecina.

 

Ya todos reunidos, en nuestra casa, Yera se empezó acomodar, al poco de llegar la hora, nació el primer perrito, no tardó en llegar el segundo, y el tercero, el cuarto tardó un poco más, pero dentro  de la normalidad. Al final 3 machos y una hembra, madre y cachorritos estuvieron muy bien, los peques, ya tienen 4 días, cada vez están mayores.

 

Como pueden ver, fue un día lleno de sorpresas, mucho más que un aniversario. A partir de ahora el 6 de mayo, tenemos mucho más que celebrar. Lo que más me arrepiento, es que con todo el jaleo al final  no pudimos hacernos una foto los dos juntos.

Leer más…

Los humanos nacen con simples derechos reconocidos por la sociedad. A partir de ellos se desprenden leyes tanto escritas como Consuetudinario. Cuando se trata de sentirse discriminado se afectan los derechos de la persona como también su salud y incluso su vida tanto social como laboral al momento de tomar decisiones sintiéndose así.
La discriminación no proviene de la sociedad como la conocemos, tampoco de la maldad de una persona, y aún menos de la sociedad. La discriminación nace de la discriminación misma. Se conforma y se detalla en cada interacción que lleve al sentir un dolor irrepudiable que va encontrar de nuestra raza, edad, género, discapacidad o forma de ser, o incluso forma de actuar. No todas las veces este dolor funciona de la misma manera.


Mi experiencia personal al ser discriminado

.
Incluso en mi caso, por ser pelirrojo fui muy discriminado varias veces. Pero con el tiempo aprendí que ninguna persona podría hacerme creer que estaba mal que yo haya nacido así. Que mi vida, mi destino y mi presente lo decido yo. Aunque suene mal, sentirme discriminado me enseño a hacerme valer a mi mismo como persona, como quién soy. Funcionó de tal forma ese horrible sentir, que hasta el día de hoy ninguna palabra o mirada me hace sentir discriminado. Además de que incluso me burlo de mi mismo o cuento mis propias anécdotas sobre mi discriminación en forma de comediante.
Yo diría que es sólo el tiempo el que enseña en este caso lo duro que es discriminar y sentirse discriminado. Y no le deseo a nadie ese sentimiento inseguro. 

Leer más…

Testimonio de una pareja homosexual

Mi pareja y yo hemos decidido dar testimonio de nuestra relación, nuestra familia, ya que personalmente, no soy persona de subir nuestra vida a las redes sociales, pero aquella mañana, una de nuestras hijas nos pidió por favor que subiéramos una, a ver que decía la gente.

 

No tengo porque dar explicaciones la verdad, soy feliz con la vida que tengo, de la misma manera mi pareja, mis tres hijas. Pero ante esa foto, que yo no veo ninguna maldad, solo, las estábamos peinando y preparando para que se fueran al colegio, hemos leído comentarios totalmente aberrantes, asta mis hijas están sufriendo las consecuencias.

 

Por ello doy mi testimonio cien por cien real, de cómo es nuestro día a día, ya ustedes sabrán como tomárselo, pero espero que ya no lo paguen con nosotros, vayan acosar o violentar a otra parte, que nosotros, ya hemos tenido suficiente, ninguno de nosotros, merecemos este trato, aun menos mis hijas.

 

En primer lugar no pueden juzgar a una persona, o una familia, por lo que es normal, o lo que no lo es, la palabra normal o normalidad, tiene un significado, muy  pero que muy intenso. Cada persona es un mundo, y todo es correcto, acentuando, los que hacen daño a otros efectivamente. Por lo demás todo es normalidad.

 

Dicho esto, prosigo a iniciar como somos mi familia y yo. Estamos mi pareja, nuestras tres hijas de 6, 7 y 8 años,  vivimos en  Giorgia. Ya es una rutina, levantarnos a las cinco y media y preparamos el desayuno, ya que las ocho empiezan la escuela, y tienen una hora de camino, antes que prepararse, ya que después, de desayunar, hay que peinar el pelo bien revuelto de nuestras tres hijas, después vestirlas, acabar de prepararlas para que marchen a clase. Ese día simplemente, mi hija me pidió una foto, para mostrar al mundo, nuestro día a día.

 

Cuando llegan por la tarde de clase, las llevamos al parque para que jueguen y se relajen después de las largas horas de clase, como cualquier niño, les encanta los columpios, allí las llevamos, con la merienda preparada desde casa. A veces nos quedamos más, otras menos, dependiendo del tiempo, las actividades de ese día. Al llegar a casa, las ayudamos con los deberes, pasemos tiempo familiar, explicándonos como nos ha ido el día, nuestras nos cuentan, nosotros, les contamos a ellas, algo importante, para que nos tengan confianza, o jugando algún juego, ya sea de mesa, o de la consola. Después ellas se duchan, de tanto les preparamos el pijama o les ayudamos a lavarse el pelo. Como última actividad cenamos los 5 juntos, las acostamos, antes por ello, les contamos una historia, a veces de los cuentos que tienen, otras nos la inventamos. Ya después si, a descansar, y a la mañana un vuelta a empezar.

 

Esa es nuestra realidad, nuestro día a día, pero quizás esta carta no sea suficiente, una imagen o un video, dicen más que mil palabras, quizás lo gravemos, para formar estas palabras en realidad. Nosotros como padres traemos a los niños al mundo, con el propósito, que sean mejores que nosotros, queremos que tengan éxitos, todo lo mejor para ellos, que logren, lo que nosotros no pudimos lograr. Estás niñas no tendrán nuestra sangre, pero si nuestro corazón, ahora y siempre, tendrán nuestro amor.

Leer más…

Carta a mi mamá: Feliz día estés donde estés

Amada mamá,

Un nuevo 10 de mayo llegó, él primer año sin ti, y ha sido de lo más difícil, no puedo evitar escribir estas líneas con las manos temblorosas, y lágrimas en mis ojos, que resbalan por mis mejillas, es que ya hace 10 meses, que este cáncer se te llevó tras de años de larga lucha.

 

Sé que soy adulta, pero te fuiste muy pronto, te extraño tanto, pero tanto, aun necesito de ti, de tus consejos, de tu sabiduría, es que estado reflexionando, he llegado a la conclusión, que jamás crecemos  del todo, hay una parte del niño que fuimos ayer, que nos acompaña asta la muerte.

 

Me siento perdida sin ti, no puedo evitar recordar esos tantos momentos que hemos pasado juntas. Recuerdas cuando te sorprendí, con un gran ramo de rosas, te emocionaste, no pudiste negarlo, me abrazaste con tal fuerza, yo también acabé llorando. Como cada año, fuimos a un restaurante elegante a celebrarlo. Otro año, unos mariachis te acabaron cantando.

 

Desde niña siempre he querido mostrarte mi amor, claro al ser pequeña, no podía darte grandes lujos, más que una flor, un dibujo o algo comprado con el dinero ahorrado. No importaba, fuese lo que fuese, me abrazabas con fuerza, con verdadero agradecimiento y sentimiento.

 

Es que siempre has sido mi ejemplo a seguir, mi heroína, estupenda madre, luchadora, trabajadora, es que no tuviste una vida fácil, pero jamás te rendiste, nunca dejaste de intentarlo. Es que siento, que no soy digna de ti, aun al día de hoy me esfuerzo, para que en el más allá te sientas orgullosa de mi… No sé si lo consiga yo espero y deseo que sea así.

 

Bueno mamá, que te amo más que a mi vida, que jamás te olvidaré, espero algún día llegar a ser la hija, que te mereces, siempre, te amaré, siempre, un beso grande, estés donde estés.

Leer más…

Pensamientos de un asesino que te marcarán

No puedo explicar por qué hago lo que hago, yo intento cambiar, pero no puedo evitar sentir satisfacción, al hacer ante mis acciones, jamás he querido ser como él, por un lado, mi ejemplo a seguir, mi héroe incondicional, pero también, a quien más odiado y detestado de toda mi vida. Él es el culpable de todo, por él hoy soy lo que soy.

 

No hay día que no me arrepienta de esta necesidad que me atraviesa el alma, recuerdo de niño yo no era así, al contrario odiaba la violencia, y no toleraba a los que la practicaban, no puedo evitar reírme, ya que es curioso de ello, al ser testigo casi diariamente de gran violencia en mi hogar, pero como enfrentarme, aquel admiraba, le temía al mismo tiempo, aquel que se burlaba cuando me pegaban los compañeros de clase, también debó decir que me protegía, claro después de gritarme, por haberme dejado pegar pero sus medios no eran los acertados para mostrar a un niño de 9 años.

 

A menudo recuerdo, aquella vez, donde más me marcó, donde todo termino, al mismo tiempo comenzó este monstruo en mi interior… Se volvieron a meter conmigo, compañeros del colegio, yo era débil, muy débil, acababa llorando y lleno de heridas por todo el cuerpo… Él llegó a casa, me vio llorando, repleto de morados, y comiendo helado, de tanto mi madre, me consolaba, me obligó a decirle quien me hizo eso, fuimos hasta su casa… Yo me sentía feliz, porque mi papá me iba defender de esos abusones. Después de darle una reprimenda de gritos, le empezó a golpear, lo tiró al suelo, lo siguió golpeando con más fuerza, me fijé en su rostro, le gustaba, para él era divertido, “Ven hijo, pégale tú también” yo no quería pero me vi obligado, intente negarme, pero era mi padre, debía obedecer. Le empecé a golpear, mi padre me animaba a más, su rostro disfrutaba.

 

Pero aquello no fue lo peor, no, lo peor estaba por llegar, al llegar a casa mi madre preocupada, mostro su frustración. Mi padre me ordeno que me pusiera mirando a la pared y que contara. Yo así lo hice, con temor, ya que conocía, lo que venía, arrastró a mi madre por los pelos hasta la cocina, la empezó a golpear sin piedad, ignorando sus suplicas, sus sollozos. Intentaba controlarme pero era muy difícil, me estaba desgarrando el alma, lágrimas brotaban por mis mejillas, la rabia se apoderaba. No pude más, me levanté, me enfrenté a él “¡déjala!” pero él solo reía, de mí se burlaba “¿Qué vas hacer tú mocoso? Si tú eres más débil que ella” siguió pegándola, cada vez con más fuerza

 

La rabia y la ira podían conmigo, cogí  mi palo de béisbol, le di en toda la cabeza, sangraba, pero no me importaba, le di, le volví a dar, con más fuerza, hasta que mi madre me sostuvo, me detuvo, pero ya nada importaba, el cuerpo de mi padre yacía sin vida, y mi madre, se encargó  del cadáver, que no lo encontraran.

 

Desde ese entonces, mi inocencia se largó, realmente pasé de niño a adulto en cuestión de segundos. Desde ese día ya no he vuelto a dormir una noche entera, sin horribles pesadillas, ya nada volvió a ser como antes. Mi cuerpo fue creciendo con él, ese monstruo en mi interior, que se desata con la necesidad de matar, pero yo no quiero ser el monstruo que fue mi padre, pero no puedo evitarlo, me ha contagiado, de su maldad, por mucho que intento resistirme, vuelve a mí, lo que más me horroriza, es que me provoca placer, ya no sé, que más hacer.

 

Muchas veces pienso, que mejor poner a mi vida fin, de esa forma con el monstruo acabar.

Leer más…

Mejora la circulación con estos alimentos

Aunque ningún alimento concreto puede evitar que se desarrolle una insuficiencia venosa, está demostrado que una dieta desequilibrada, con demasiadas calorías (conduce al sobrepeso) y un exceso de grasas saturadas favorece su aparición. Sin embargo, una dieta sana, variada y equilibrada contribuye a mantener la fuerza y elasticidad de las venas.

 

Potencia lo que "limpia"

 

Todos los días toma como mínimo dos raciones de verduras (y mejor que sea en crudo). Además de ser una fuente importante de antioxidantes beneficiosos para las venas, son depurativas y diuréticas (por lo que previenen la retención de líquidos y la hinchazón de piernas). Además, son ricas en fibra, que combate el estreñimiento.

 

Nutrientes que ayudan

 

Los flavonoides (que se encuentran de forma natural en verduras y hortalizas, frutas, frutos secos, té verde y legumbres como la soja) tienen una potente actividad antioxidante que protegen a las paredes de arterias y venas. Además, son antiinflamatorios y vasodilatadores.

 

Alimentos básicos que no te deben faltar

 

  • CEBOLLA. Es una de las hortalizas que mayor cantidad de flavonoides contiene. Por eso su consumo regular estimula la circulación sanguínea e impide la formación de coágulos. Tomarla previene la arteriosclerosis.
  •  
  • NARANJA. Sus flavonoides (que se encuentran mayoritariamente en la pulpa) le confieren a esta fruta la capacidad de proteger y reforzar las paredes arteriales y venosas e inhiben la agregación plaquetaria.
  •  
  • BAYAS. Arándanos, moras, fresas. Su consumo habitual mejora la circulación periférica y protege y fortalece los vasos capilares y venosos, por lo que son grandes aliados de la circulación sanguínea y previenen las varices.
  •  
  • PESCADO AZUL. Según una investigación del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla (Santander), una dieta rica en caballa (pescado azul) ofrece efectos positivos sobre la circulación de la sangre.
  •  
  • CEREALES INTEGRALES Y LEGUMBRES. La riqueza en fibra de ambos, estimula el tránsito intestinal y combate el estreñimiento. Esto hace que no aumente la presión intraabdominal y no se debiliten las paredes venosas.
Leer más…

Recientes